PTHC QUES ESOOOOOOOO?



PTHC (PRE TEEN HARD CORE)




es una sigla utilizada en Internet para referirse a contenido pornográfico en el cual se presenta sexo fuerte (Hardcore) con menores de edad. Debido a la facilidad tecnológica actual, usuarios asiduos a este tipo de pornografía se han desplegado, en la clandestinidad, por todo el mundo. Suele distribuirse muy a menudo a través de los llamados programas de intercambio P2P, debido a su seguridad y al anonimato que brindan. Otras siglas al igual que estas suelen variar, pero que de todas formas viene a representar el mismo material pornográfico, como son "Hussyfan", "Babyshivid", "Babyj", PTSC, JHO, UVCHICA, LS, KAMIMOSCOW, 12YO, entre otras. Comúnmente, en los programas de P2P se suelen compartir cada vez más este tipo de archivo con la "condición" de que debes de implementar material nuevo, inédito y "nunca antes visto".No se sabe con exactitud cuando se comenzó a utilizar este termino para referirse a este tipo de pornografía pero en los últimos años esta abreviación arroja más de la mitad de los videos e imágenes de pornografía infantil en todo el mundo.
Las siglas PTHC, tuvieron sus primeros inicios en el transcurso de 2002, hubo muchas variaciones de abreviación, en varios idiomas, pero esta abreviación predominó ya que sus siglas están en inglés, de ese año hasta la fecha, suele ser el filtro preferido de los P2P's para este tipo de material.
Por lo normal en la red los "PTHC Forums" son páginas rusas y austriacas, este delito tiene penas desde 3 hasta 12 años de cárcel.
Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/PTHC"


Boylovers: "acceso a foros pthc donde podrás descargar fotos y videos r@ygold"


El título de este post es la copia exacta de uno de los avisos que se suma a los cientos de miles que existen en la Internet. En ellos se invita a los cibernautas a ingresar a foros o comunidades privadas, en los que se distribuyen e intercambian libremente material pornográfico infantil, también llamados “PTHC forum”. En dichos foros el único requisito para ser admitido es aportar "NUEVO MATERIAL", es decir, fotos o videos de niños teniendo sexo, los cuales nunca antes se hayan visto y sean inéditos. Y en este rubro, todo material amateur es altamente codiciado.Una vez que el solicitante ha realizado su aporte y que éste ha sido “autenticado” por el moderador de dicho foro, es admitido como miembro pleno, teniendo la posibilidad de descargar (download) el material existente en dicho foro virtual, los cuales normalmente están cifrados o encriptados para "seguridad" de sus miembros.


Lo más preocupante de todo esto es que en dichos foros se distribuye material que ha sido producido recientemente, mediante cámaras digitales o por vía celular.En los materiales que suelen intercambiarse en dichos foros se utiliza comúnmente a niñas (en un 80%) y niños (en un 20%), los cuales son violentados sexualmente por uno o varios adultos, hombres (en un 90%) y mujeres (en un 10%). Es importante indicar que, aunque en “apariencia”, las víctimas de tan espantoso delito parecieran estar conformes y felices, y se indique, por parte de los victimarios, que dichos menores realizan los actos sexuales explícitos de manera voluntaria, ello no es ni será cierto. Hay que recordar que la violencia en un acto no sólo debe entenderse como una agresión física, sino que en estos casos, el adulto victimario suele utilizar una violencia psicológica, ya sea por su condición de tutor del niño o niña que está violando o por la dependencia emocional o económica que exista por parte de la víctima hacia su agresor.Hasta hace poco, la principal vía de intercambio de pornografía infantil por Internet era el ingreso a páginas Web que ofrecían tales contenidos. Hoy, si bien esta forma no ha disminuido, sí ha dejado de ser la principal vía para acceder a pornografía infantil, siendo superada por la comunidades y foros virtuales, que con ayuda de los correos electrónicos gratuitos (que hoy cuentan con mayor capacidad de almacenaje) y con los servicios de carga de videos y fotos “de forma anónima” que brindan empresas como megaupload o rapidshare, han convertido al Internet y al afán de lucro de estas empresas (las que sólo persiguen la venta de publicidad) en sus mejores cómplices.
En la actualidad, el “ingenio” de estos cobardes ha superado todo bloqueador y filtro existente, y los ha convertido en verdaderos terroristas cibernéticos, dotados de un manto de impunidad por su supuesto anonimato.Queda entonces una gran tarea que realizar. Por un lado, las empresas que brindan los servicios de Internet, aquellas que ofrecen sus servicios de carga de imágenes y videos, las que ofrecen dominios gratuitos y las que brindan el uso de correos electrónicos gratuitos (Hotmail, yahoo, gmail, entre otros) deben entender que parte importante de su labor no sólo se limita a brindar un buen servicio, sino de dar seguridad a los usuarios impidiendo el uso de sus herramientas para la realización de crímenes tan abominables como la pornografía infantil y la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes. Por otro lado, los Estados deben unir esfuerzos en su lucha cotidiana contra estas redes, investigando y haciendo seguimiento a estos grupos para tratar de detener y encerrar a estos delincuentes. Del mismo modo, los usuarios deben convertir cada máquina, cada correo personal, cada nick, cada dominio, cada blog, cada espacio que posean, en una verdadera trinchera contra la Pornografía Infantil, denunciando cuanto espacio o foro de este tipo encuentren y dando a conocer el problema a todas sus redes de amigos y colegas.Aquí toda persona que mantenga silencio ante este problema se convierte automáticamente en un cómplice de este delito. Cada hombre o mujer, padre o madre, hermano o hermana, abuelo o abuela, amigo o amiga que sea indiferente, está avalando el abuso sexual a un niño, niña o adolescente que bien podría ser su hijo o hija. Y es que este delito no es un tema exclusivo de organismos defensores de los derechos de niño, ni de las autoridades, ni de las entidades sociales, sino que es uno que requiere de nuestra atención y participación.Seamos verdaderos soldados a favor de la niñez, no les demos tregua alguna a estas redes. Utilicemos todas y cada una de las herramientas que la tecnología nos da para enfrentar a estos seres que no guardan respeto alguno por estos niños, niñas y adolescentes que son utilizados para producir pornografía infantil. De nosotros depende, podemos ser la solución, pero si no actuamos, seremos cómplices del problema.En la actualidad, el “ingenio” de estos cobardes ha superado todo bloqueador y filtro existente, y los ha convertido en verdaderos terroristas cibernéticos, dotados de un manto de impunidad por su supuesto anonimato.Queda entonces una gran tarea que realizar. Por un lado, las empresas que brindan los servicios de Internet, aquellas que ofrecen sus servicios de carga de imágenes y videos, las que ofrecen dominios gratuitos y las que brindan el uso de correos electrónicos gratuitos (Hotmail, yahoo, gmail, entre otros) deben entender que parte importante de su labor no sólo se limita a brindar un buen servicio, sino de dar seguridad a los usuarios impidiendo el uso de sus herramientas para la realización de crímenes tan abominables como la pornografía infantil y la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes. Por otro lado, los Estados deben unir esfuerzos en su lucha cotidiana contra estas redes, investigando y haciendo seguimiento a estos grupos para tratar de detener y encerrar a estos delincuentes. Del mismo modo, los usuarios deben convertir cada máquina, cada correo personal, cada nick, cada dominio, cada blog, cada espacio que posean, en una verdadera trinchera contra la Pornografía Infantil, denunciando cuanto espacio o foro de este tipo encuentren y dando a conocer el problema a todas sus redes de amigos y colegas.Aquí toda persona que mantenga silencio ante este problema se convierte automáticamente en un cómplice de este delito. Cada hombre o mujer, padre o madre, hermano o hermana, abuelo o abuela, amigo o amiga que sea indiferente, está avalando el abuso sexual a un niño, niña o adolescente que bien podría ser su hijo o hija. Y es que este delito no es un tema exclusivo de organismos defensores de los derechos de niño, ni de las autoridades, ni de las entidades sociales, sino que es uno que requiere de nuestra atención y participación.Seamos verdaderos soldados a favor de la niñez, no les demos tregua alguna a estas redes. Utilicemos todas y cada una de las herramientas que la tecnología nos da para enfrentar a estos seres que no guardan respeto alguno por estos niños, niñas y adolescentes que son utilizados para producir pornografía infantil. De nosotros depende, podemos ser la solución, pero si no actuamos, seremos cómplices del problema.

1 comentarios:

samii dijo...

ohh god :3 muy interesante eso de abajo
lo de arriba ya lo habia leido en wiki pero biien
busco esto pk no sabia que significaba
vi la abreviacion en yahoo i pense que era algo asi como lol omg wtf o algo asi por que no publiicas mas noticias i cosasasi :)
eso serian temas interesantes