Divorciada regala £80,000 libras al amor de su vida: un defraudador

Su tarjeta de crédito está sobregirada, su casa ha sido puesta en venta y le debe casi a todos los miembros de su familia. Todo para pagar las llamadas y posible “pase militar” para conocer al Sargento Ray Smith, el amor de su vida y  un solado estadounidense basado en Iraq, que en realidad resultó ser una defraudador cibernético.
De acuerdo con el sitio de seguridad Sophos y el periódico inglés The Daily Mail, Kates Roberts, divorciada, con tres hijos y residente de Leicestershire, Inglaterra, recibió en octubre de 2009 una invitación en su perfil de Friends Reunited Dating, un sitio web de citas por internet, de un “apuesto” Sargento norteamericano basado en Iraq, bajo el nombre Ray Smith que quería conocerla.
Luego de agregarlo como contacto en el sitio de citas web, Kate y “Ray Smith” comenzaron a intercambiar correos electrónicos y, posteriormente charlas diarias vía MSN.
No tardó mucho, como confianza la mujer defraudada, en que él la convenciera para mandarle cerca de $4,500 pesos más  (£225 libras) para que el solado lograra pagar servicio de telefonía y la pudiera llamar todos los días.
Y así lo hizo, durante casi un año entero, Kate y Smith intercambian llamadas telefónicas todos los días. Según comenta ella a la cadena televisiva  BBC, el solado tenía 43 años, era viudo y su hija de 11 años lo esperaba en Estados Unidos, una vez que terminara su servicio en Iraq.
 
Imagen del supuesto Sargento. Tomada de The Daily Mail
“Alguna vez llegué a tener dudas sobre la veracidad de su historia, pero todo lo que me comentaba tenía sentido y sonaba razonable”. ¿Y por qué dudar? Para ese entonces Kate ya contaba con varias fotos de Smith desde Iraq, fotos con otros amigos soldados e incluso imágenes de su hija.
Pero el dinero para la línea telefónica no bastó. Pronto Smith le pidió que lo ayudara con pagos mensuales, que rebasaban las £2000 o £3000  libras.
Para sustentar su amorío la mujer inglesa solicitó préstamos bancarios, utilizo los servicios de sus tarjetas de crédito e hipoteco su casa, particularmente después de que el Sargento le solicitara a Kate la transferencia de £20,000 libras para la compra de documentos falsos, que le permitirían salir de Iraq para visitarla.
Visita que nunca llegó y romance que culminó en tragedia para la mujer, pues  un día el teléfono dejó de sonar, la sesiones de Menssenger se acabaron y no hubo ningún  correo electrónico más.
Según los medios ingleses, ante el desaire del Sargento la mujer acudió a un centro de servicios militares de Estados Unidos en Londres para pedir informes de Ray Smith. Ni el nombre ni el soldado aparecen en los registros del personal apostado en Iraq.
La historia de romance se convirtió en fraude web, cuando la víctima acudió a las autoridades inglesas, quienes le aseguraron, que luego de rastrear la IP de los correos electrónicos y la línea de teléfono, provenían de Nigeria y no de Iraq.
“Esta historia parece increíble y absurda para muchos  usuarios web, pero la realidad es que existen muchos adultos o internautas que pueden sentirse vulnerables y, es en esos momentos cuando más eficacia tienen este tipo de fraudes”, comparte el CTO de Sophos Graham Culey en el blog de su compañía.
Según Kate Roberts divulgó su historia a los medios “para evitar que alguien más caiga en este tipo de engaños”. Al final de su falso romance web Roberts de 47 años había entregado más de £80,000 libras esterlinas (cerca de $1.5 millones de pesos).
 
Kate Roberts, la víctima. Tomada de The Daily Mail

Su tarjeta de crédito está sobregirada, su casa ha sido puesta en venta y le debe casi a todos los miembros de su familia. Todo para pagar las llamadas y posible “pase militar” para conocer al Sargento Ray Smith, el amor de su vida y  un solado estadounidense basado en Iraq, que en realidad resultó ser una defraudador cibernético.
De acuerdo con el sitio de seguridad Sophos y el periódico inglés The Daily Mail, Kates Roberts, divorciada, con tres hijos y residente de Leicestershire, Inglaterra, recibió en octubre de 2009 una invitación en su perfil de Friends Reunited Dating, un sitio web de citas por internet, de un “apuesto” Sargento norteamericano basado en Iraq, bajo el nombre Ray Smith que quería conocerla.
Luego de agregarlo como contacto en el sitio de citas web, Kate y “Ray Smith” comenzaron a intercambiar correos electrónicos y, posteriormente charlas diarias vía MSN.
No tardó mucho, como confianza la mujer defraudada, en que él la convenciera para mandarle cerca de $4,500 pesos más  (£225 libras) para que el solado lograra pagar servicio de telefonía y la pudiera llamar todos los días.
Y así lo hizo, durante casi un año entero, Kate y Smith intercambian llamadas telefónicas todos los días. Según comenta ella a la cadena televisiva  BBC, el solado tenía 43 años, era viudo y su hija de 11 años lo esperaba en Estados Unidos, una vez que terminara su servicio en Iraq.
Imagen del supuesto Sargento. Tomada de The Daily Mail
“Alguna vez llegué a tener dudas sobre la veracidad de su historia, pero todo lo que me comentaba tenía sentido y sonaba razonable”. ¿Y por qué dudar? Para ese entonces Kate ya contaba con varias fotos de Smith desde Iraq, fotos con otros amigos soldados e incluso imágenes de su hija.
Pero el dinero para la línea telefónica no bastó. Pronto Smith le pidió que lo ayudara con pagos mensuales, que rebasaban las £2000 o £3000  libras.
Para sustentar su amorío la mujer inglesa solicitó préstamos bancarios, utilizo los servicios de sus tarjetas de crédito e hipoteco su casa, particularmente después de que el Sargento le solicitara a Kate la transferencia de £20,000 libras para la compra de documentos falsos, que le permitirían salir de Iraq para visitarla.
Visita que nunca llegó y romance que culminó en tragedia para la mujer, pues  un día el teléfono dejó de sonar, la sesiones de Menssenger se acabaron y no hubo ningún  correo electrónico más.
Según los medios ingleses, ante el desaire del Sargento la mujer acudió a un centro de servicios militares de Estados Unidos en Londres para pedir informes de Ray Smith. Ni el nombre ni el soldado aparecen en los registros del personal apostado en Iraq.
La historia de romance se convirtió en fraude web, cuando la víctima acudió a las autoridades inglesas, quienes le aseguraron, que luego de rastrear la IP de los correos electrónicos y la línea de teléfono, provenían de Nigeria y no de Iraq.
“Esta historia parece increíble y absurda para muchos  usuarios web, pero la realidad es que existen muchos adultos o internautas que pueden sentirse vulnerables y, es en esos momentos cuando más eficacia tienen este tipo de fraudes”, comparte el CTO de Sophos Graham Culey en el blog de su compañía.
Según Kate Roberts divulgó su historia a los medios “para evitar que alguien más caiga en este tipo de engaños”. Al final de su falso romance web Roberts de 47 años había entregado más de £80,000 libras esterlinas (cerca de $1.5 millones de pesos).

1 comentarios:

Melannie dijo...

Hola!!
Permiteme presentarme soy Melannie, administradora de un directorio de blogs, visité tu sitio y está genial, me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con más visitas.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a melannieagurto@gmail.com

Éxitos con tu blog.
Un Saludo
Melannie.